El juego del agua

En el siglo I a.C. Roma había alcanzado casi el millón de habitantes, a los cuales había que entretener y abastecer. Por ello el trabajo de los ingenieros debió ser muy arduo. El crecimiento fue paulatino, de modo que los diferentes cónsules de la República y ,posteriormente, del Imperio pudieron dotarla poco a poco del suministro de agua. El líquido elemento no era solo necesario para el consumo, sino que acabó siendo un elemento definitorio de la cultura romana.

Todas las ciudades importantes contaron con un suministro de agua gracias a los acueductos, que desembocaban en el castellum aquae (o deposito principal). Este estaba dotado de uno o varios tanques de sedimentación, destinados a recoger los elementos sólidos que arrastraba el agua. De ellos surgía una red de tuberías de plomo que surtía de agua a la ciudad. La presión se reducía haciendo subir el agua hasta unas torres o contenedores, desde donde descendía por cañerías a las fuentes.

prueba soldadoo.qxp:My first enciclopedia

Poniendo como ejemplo la ciudad de Pompeya se ha podido comprobar que ninguno de sus habitantes vivía a mas de 80 metros de una fuente. Para hacernos otra idea, cuando en el año 33 a.C. Agripa mejoró el suministro en Roma no solo construyó un nuevo acueducto (el Aqua Iulia), sino también 700 cisternas, 500 fuentes y 130 torres de agua. Y todo ello sin que la ciudad hubiese alcanzado su plenitud.

Esa agua traída desde tan lejos también alimentaba otro de los elementos característicos de la cultura romana: los baños. Herederos de las instalaciones que acompañaban los gimnasios griegos, no tardaron en ser adoptados por los romanos con entusiasmo, que los hicieron evolucionar hasta los grandes establecimientos termales de la época imperial, dotados no solo con piscinas a distintas temperaturas, sino también de espacios donde hacer ejercicio físico e incluso de bibliotecas.

maketa
Estancias un baño romano

Por desgracia,como no se conocía la purificación del agua, los baños no eran muy salubres. El ambiente cerrado,las temperaturas elevadas y la constante humedad hicieron del lugar el paraíso de bacterias y hongos. Por otro lado, como el agua no se renovaba constantemente (no podía hacerse si se quería llegar a calentarla lo suficiente), las deposiciones de los usuarios se acumulaban día tras día. El agua podía estar tan sucia que los médicos recomendaban no acudir con una herida abierta porque podía acabar en gangrena.

Conscientes de ello,los romanos pusieron a sus ingenieros a trabajar para solucionar el problema. Las calles eran más de lo mismo,pudiendo ser auténticos vertederos.Pero regresemos a Pompeya, ciudad recorrida y ensuciada -como todas en aquella epoca- por animales de todo tipo, desde caballos hasta humanos. Se calcula que los habitantes de esta urbe podían llegar a producir más de seis millones de kilos de excrementos al año porque, al carecer la mayoría de las casas de servicios sanitarios (léase retrete), los vecinos aliviaban sus necesidades en las calles como reza un aviso encontrado en la ciudad que explica muy bien la situación : “¡Cagón,aguántate las ganas hasta que hayas pasado de largo!”.

 

pompeya-05
Las calles pompeyanas tenían cierto desnivel para la canalización de aguas fecales

Los ingenieros procuraron reducir un tanto esa suciedad al trazar las calles pompeyanas de modo que sirvieran para desaguar el liquido que manaba de las fuentes (no tenían grifos). El agua derramada arrastraba los desperdicios por las calles y si las lluvias eran fuertes arrastraban gran parte de los detritos acumulados. Por ello se puede afirmar que las calles de Pompeya eran una especie de cloaca a cielo abierto.

A continuación os dejo un video que forma parte de la serie documental “Edilicia Romana”, escrita, dirigida y realizada por Tomás Lloret Marín. Pertenece al capitulo 3: “El agua en Roma”.

Bibliografía:

  • Beard,Mary. Pompeya. Historia y leyenda de una ciudad romana. Barcelona: Critica,2012
  • Malissard,Alain. Los romanos y el agua: la cultura del agua en la Roma antigua. Barcelona: Herder,1996

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s